Atención: El transporte no se suma a la marcha del 21

El secretario de prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Caligari, informó que su gremio no se sumará a la marcha del 21 de febrero.


El secretario de prensa de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Caligari, informó que su gremio no se sumará a la marcha del 21 de febrero contra la política del Gobierno convocada por el sindicato de Camioneros, a la vez que adelantó que en marzo comenzará la paritaria del sector.

“Todos los que vayan a la movilización van a poder regresar a su casa normalmente porque nosotros vamos a trabajar. No participaremos porque es una movilización de Camioneros que me parece muy bien”, dijo al fundamentar su negativa a sumarse a la convocatoria de Hugo Moyano.

En diálogo por radio La Red, Caligari se opuso a inmiscuirse en la polémica entre el Gobierno nacional y Moyano.

“Esto no es un partido de fútbol, un River-Boca. A mí me parece que el camino es el diálogo, llegar a los arreglos a través del diálogo”, indicó el dirigente aunque cuestionó que “a veces nos encontramos que hay gente con responsabilidades de decisiones que no escucha”.

“No hay peor sordo que el que no quiere escuchar”, agregó en alusión a políticas implementadas desde el oficialismo y puso como ejemplo que “hay decisiones que toma el Gobierno que nosotros tampoco compartimos y otras que podemos llegar a compartir”.

Por otro lado, el secretario de Prensa anticipó ayer que la UTA comenzarán a partir de marzo las negociaciones por la paritaria sectorial que incluye a los choferes de micros de corta, media y larga distancia y sugirió, en este sentido, que el gremio no pedirá menos del 20% de aumento salarial, porcentaje estimado de la inflación anual.

“La discusión paritaria debe ser sin piso y sin techo”, planteó al rechazar la propuesta oficial de aumento salarial del 15 por ciento sin cláusula gatillo.

Para Caligari, “es muy difícil hacer una paritaria anual sin una cláusula sin revisión porque la inflación nos come el salario día a día y además no está controlada”.

“Si estuviera controlada por supuesto que arreglaríamos por un 15 y si es posible menos también en función de que haya menos inflación”, admitió. 

Fuente: Primera Edición

Compartir

Artículos relacionados